Buscar
05:47h. lunes, 06 de diciembre de 2021

La leyenda de las varas de Puntallana....Por Fernando Rodríguez Sánchez.

Nuevo articulo de nuestro editor Fernando Rodríguez Sánchez en nuestra Sección Sabias Que...

Todos hemos escuchado alguna vez ese dicho popular que dice... " Puntallana, donde venden el palo dos veces ", pero muy pocos conocemos su historia y como ha llegado a nuestros días. En pleno siglo XVI, cuando Santa Cruz de La Palma era cerrada por los flancos norte y sur de 21:00 a 8:00 horas para evitar ataques piráticos, las gentes de los municipios colindantes bajaban a vender sus productos o a comprar las necesidades. Para acceder a la ciudad debían pagar un impuesto conocido como la Sisa, por lo que muchos optaban por quedarse fuera de las portadas norte o sur y transferir en los exteriores.

Un mercader naval, salió de la portada norte sita en las Explanadas con el fin de comprar unas varas de madera para la construcción de unas barcazas a un vecino de Puntallana llamado Antonio dedicado a la carpintería, pagadas las varas, el mercader quedó con Antonio en que se las llevara al puerto tras pagar la madera y la Sisa. Camino al puerto por la Calle Real, antiguamente Calle La Marina, otro mercader vio al Puntallanero con las varas y le ofreció comprarlas por el doble que ya había acordado y vendido al otro mercader, cualquiera rehúsa a esa oferta.

Tal fue el enfado del mercader al ver que Antonio no llegaba con las varas al puerto que se hizo famosa la frase "ya el de puntallana me vendió las varas dos veces". Me imagino lo que vendría después para que esa frase haya perdurado en la historia de La Palma durante casi 400 años. Lo curioso es que Antonio era natural de La Gomera. Fotografía portada norte - Las Explanadas y sobre ella la Sisa.