Buscar
23:46h. domingo, 24 de octubre de 2021

Francisca de Gazmira. La aborigen que gestionó la Paz......Por Fernando Rodriguez Sanchez.

Nuevo Articulo de nuestro Editor Fernando Rodríguez Sánchez​ en nuestra Sección Historia de La Palma.

Historia de la Palma III... Francisca de Gazmina, la aborigen que gestionó la Paz.

La conquista de la isla fue extremadamente fácil para el Adelantado gracias a una aborigen llamada Francisca de Gazmira la cual logró que la mayoría de los bandos se constituyeran en paz.

En 1492, existían en la isla cerca de 5.000 habitantes aborígenes en La Palma, de los cuales cerca del 14% no quisieron convertirse al catolicismo y fueron vendidos como esclavos tanto a portugueses como a andaluces. Alonso Fernández de Lugo prometió a los habitantes del cantón de Aceró (Caldera de Taburiente), que si se rendían serían libres tras apresar a Tanausú, estos por miedo a represalias de los castellanos contra los mayores y niños, se rindieron, ya no tenían un rey a quien seguir.

El Adelantado rompió su promesa y la mayoría de estos aborígenes fueron torturados, vendidos y esclavizados. Es aquí donde Francisca de Gamira hace historia denunciando ante SS.MM los Reyes católicos las artimañas que se estaban ejecutando contra el pueblo aborigen.

De los 300 apresados, 25 fueron trasladados a las cortes para presentarlos a sus majestades según los colonizadores, pero en realidad se enviaban a Sevilla para su venta. Francisca descubre el engaño por parte del Adelantado y es trasladada a Madrid en noviembre de 1494 donde la toman declaración y demuestra la realidad de los abusos al pueblo Benahoarita.

La venta de estos 25 aborígenes es detenida de inmediato por orden trasladada desde Granada a Gran Canaria. Dicho pleito duró hasta el 18 de agosto de 1514 donde no se podía vender ningún esclavo procedente de La Palma ni de Tenerife. Fernández de Lugo como venganza, organizó una guerra contra los habitantes de las "Cuevas de Ferrera" hogar de los familiares de Francisca donde obtuvo más de 200 cautivos entre hombres, mujeres y niños. Francisca detuvo la venta de más de 3.000 esclavos en total y estos fueron devueltos a Canarias por orden de la Corona.