Buscar
01:04h. sábado, 16 de octubre de 2021

Nuevo articulo de nuestro editor Francisco Javier Rodriguez Magdalena en nuestra seccion "Y Iguida Y Iguan Idafe".

Nuevo articulo de nuestro editor Francisco Javier Rodriguez Magdalena en nuestra seccion "Y Iguida Y Iguan Idafe".

"Historias Nuestras, Manos que Curan 4".

HISTORIAS NUESTRAS....MANOS QUE DIERON VIDA (4).....Ya tenemos al recién nacido en la cuna....escribir de cuna en esos tiempos es "atrevido"..... muchísimas veces una caja de madera o un cesto de colmo de centeno fue el austero lugar donde muchos niños fueron criados....y ahí....en su "cuna" empezaba alrededor del niño todo un mundo de superstición y remedios protectores.....no sacaban al niño de su casa hasta que llegara el día del bautizmo.....en el cual en algunas islas no podía asistir la madre, para esto estaba la figura de la madrina....en otras islas si acudía la madre, en el centro de una comitiva que recorría las calles del pueblo.....pero, antes de estar bautizado había que protegerlo ....se le ponía debajo de su almohada unas tijeras, si las podían poner de plata mucho mejor, abiertas...para que las brujas no se lo llevasen ....muchas veces acompañadas las tijeras con algún cuchillo....también fue costumbre alejar malos espíritus y maleficios tirando en el suelo del cuarto del niño semillas de mostaza.... se cultivo aquí para ese fin.....para combatir el "mal de ojo", el peor de los maleficios con diferencia y el cual causo la creencia de que podía reventar la hiel del niño si no era santiguado.....ropa interior al revés, pintarles en sus espalditas una cruz con añil, tener agua bendita siempre cerca, para con ella hacer la señal de la cruz mientras se santiguaba....estos eran algunos remedios protectores para el mal de ojo.....también hacían unas bolsitas de tela totalmente bordadas por todos sus lados....y en su interior ponían una cruz de cuatro brazos hecha de ramitas  secas de ruda, una planta medicinal y mágica, y a las que muchas veces acompañaba un poco de incienso canario.....y que se remataba cociéndoles en una de sus esquinas un lazito rojo..... otro remedio fue la "jigua".... que consistía en cruzar los dedos de la mano derecha de una determinada manera en el momento que miraba alguien al niño.....ya, los mas pudientes....los que si tenían cuna, ponían en ellas una piedra de azabache negro, un coral marino o alguna joya de oro.....todo esto para luchar contra el mal de ojo....y todo bajo la supervisión de "las que recibían a los niños", que aparte de parteras eran la mayoría de ellas yerberas y poseedoras de una sabiduría ancestral.......