Buscar
23:48h. domingo, 24 de octubre de 2021

Nuevo articulo de nuestro editor Adán de las Casas en nuestra sección "Agility, un deporte Canino".

Nuevo articulo de nuestro editor Adán de las Casas en nuestra sección "Agility, un deporte Canino".

Para la correcta práctica de este maravilloso deporte, se requiere una serie de obstáculos que cumplan las especificaciones técnicas de las diferentes organizaciones que actualmente rigen y organizan las pruebas de Agility en España, llámese Real Sociedad Canina de España  (RSCE), Real Federación Española de Caza (RFEC) o Federación Española de Agility y educación canina (Feaec).

En la Actualidad muchos ayuntamientos están aportando espacios para que nuestras mascotas puedan jugar con una serie de obstáculos que dejan mucho que desear y que por sus especificaciones más que ayudar pueden ser hasta peligrosas para nuestras mascotas.

El bienestar y la seguridad del perro siempre están bajo la responsabilidad del propietario/guía. El riesgo de accidentes y heridas solo puede ser reducido, nunca eliminado del todo. Los obstáculos no sólo deben ser seguros para los perros y los guías, sino también para cualquier otra persona que deba trabajar con ellos o manipularlos (montaje, construcción del recorrido, transporte, almacenamiento, etc.). Los obstáculos de Agility deben poder ser utilizados bajo las varias condiciones exteriores (temperatura, viento, lluvia, barro, nieve, hielo, etc.) para las que han sido diseñados. Ninguna parte de un obstáculo debe presentar algún peligro para el perro, que el perro se dirija debajo de él, lo pase de largo o pase por él. Cada vez que se utilicen piezas de metal hueco, todos los agujeros deben ser colmados (cubiertos). Además, no debe haber ninguna parte sobresaliente en la que el perro pueda quedar atrapado o atascado.

Los obstáculos que podemos realizar en un recorrido de Agility, son saltos de valla simples, salto de valla agrupada, empalizada, pasarela, balancín, rueda, slalom y muro o castillo, túnel flexible, túnel rigido, salto de longitud, mesa.

cache_1550304902

Dependiendo de la colocación y del sentido de los obstáculos sobre el terreno, estos proporcionarán un mayor o menor grado de dificultad y velocidad. La superficie mínima del ring necesaria para la instalación de un recorrido será de 20 metros x 40 metros, siendo esta superficie plana.

¿Dónde puedo empezar a practicar Agility? Antes de apuntarte tú y tu perro en las competiciones de Agility oficiales, deberás iniciarte adecuadamente en el Agility y alcanzar el nivel básico. Es importante que este proceso se de gradualmente sin forzar al perro ni explotarle físicamente.

Para ello te recomiendo que te apuntes a un Club, es la idea más adecuada para quienes quieren practicar este deporte e iniciarse en las competiciones oficiales, pues los profesores te guiarán y te enseñarán técnicas, formas de motivación, el ritmo adecuado etcétera. Además, en las clases estarás acompañado de otras personas lo que fomentará la socialización del perro y aumentará su predisposición al ver a otros hacerlo.

¿Qué tipo de perros pueden hacer Agility? todo tipo de perro puede practicar el Agility, siempre que se encuentre sano y predispuesto. Para ello los obstáculos se colocan en las medidas que cada organización tiene en sus reglamentos definidos. RSCE alturas de los saltos en función de los la altura de los pe rros a la cruz.

  • S o pequeña: perros que miden menos de 35 cm de altura a la cruz.
  • M o mediana: perros de entre 35 y 43 cm de altura a la cruz.
  • L o grande: perros que superan los 43 cm de altura a la cruz.

     Actualmente en la RFEC, existen 4 categorías, reguladas según la altura del perro a su cruz.

  • Toy  para perros que midan menos de 30 cm a la altura de la cruz.
  • Small para perros que midan entre 30 cm y 40 cm a la  cruz.
  • Medium para perros que midan entre 50 cm y 60 cm a la cruz.
  • Large para perros que midan más de 60 cm a la cruz

Bruma (Pastora Garafiana)  de Conchi Hdez,  del Club Agility la Palma “Marea Verde”

Adán De las Casas.