Buscar
11:22h. sábado, 23 de octubre de 2021

La Caldera de Taburiente cumple hoy su 64º Aniversario.

Hoy día 6 de Octubre se celebre el 64º Aniversario de la Declaración de La Caldera de Taburiente como Parque Nacional.

P1090683
Fotografía por cortesia de Encanto Palmero.

Si nos remontamos a la propia Exposición de Motivos del Decreto de su Declaración, se hizo una descripción con una elevada carga poética. La mera contemplación del paisaje natural era y es, una fuente de placer estético; y también, un camino para su comprensión. Y no es de extrañar que ese criterio de defensa de paisajes notables de la época, con un alto componente paisajístico y contemplativo, nos dejase como “regalo” obras de arte como ésta.

La Caldera empezó a edificarse mucho antes de que los humanos existiéramos como especie. Pero la historia escrita del Parque Nacional comienza sólo hace seis siglos, con el sometimiento de La Palma por los conquistadores castellanos.

En 1492, el adelantado Alonso Fernández de Lugo desembarcó con éxito en la playa de Tazacorte y sometió, no sin sufrir un importante número de bajas, la mayor parte de la isla. Sólo en el cantón de Aceró (topónimo prehispánico de La Caldera , que en lengua aborigen quiere decir “lugar fuerte e invulnerable”) el mencey Tanausú consiguió detener durante un tiempo el avance de los conquistadores castellanos. Frustrado en su avance, Fernández de Lugo recurrió a una falsa oferta de tregua para hacer salir a Tanausú de sus dominios. Tan pronto hubo abandonado su refugio, el adelantado incumplió su promesa, atacó a los auaritas y capturó a su líder en el Paso de Adamancasis (cerca de la actual zona recreativa de El Riachuelo ). Al parecer el jefe aborigen se dejó morir de hambre en el barco que lo llevaba capturado hacia la Península. En la actualidad, sólo los abundantes petroglifos dan fe de la presencia en La Caldera de este aguerrido pueblo de pastores.

En agradecimiento al papel de Fernández de Lugo en la conquista de la isla, los Reyes Católicos otorgaron a su familia el derecho a repartir las tierras del actual Parque Nacional, así como las abundantes aguas que manaban de su interior. La propiedad de las tierras gestionadas por el parque fue sucesivamente pasando hasta su actual titularidad por parte del Heredamiento de las Haciendas de Argual y Tazacorte, una comunidad de regantes en la que participan algo menos de 2.000 socios.

En 1954, a instancias de un grupo de artistas e intelectuales de la isla, se decreta la clasificación de La Caldera como Parque Nacional. En 1981, una ley posterior estableció una importante ampliación hasta su superficie actual, que comprende 4.690 hectáreas y una zona periférica de protección de 5956 hectáreas.

El Parque de La Caldera de Taburiente es reserva de la Biosfera desde el año 1983, la UNESCO declaró en La Palma, en el municipio de San Andrés y Sauces, 511 hectáreas de la finca “El Canal y Los Tiles” como Reserva de la Biosfera, siendo la primera isla de España en contar con este importante reconocimiento internacional. Pese a ser la Reserva de la Biosfera Española más pequeña, albergaba una interesantísima muestra de laurisilva, bosque relicto de la Era Terciaria, de hace más de 1,6 millones de años.

En 1998, se amplía el territorio declarado, integrando el arco noreste de la Isla, pasando a tener más de un 16% de la superficie insular, incorporándose los términos municipales de Barlovento, Puntallana, San Andrés y Sauces y, parcialmente, Santa Cruz de La Palma.

El 6 de noviembre de 2002, en Sesión Plenaria del Consejo Internacional de Coordinación de la UNESCO, se declaro la totalidad del territorio insular como Reserva Mundial de la Biosfera La Palma. Finalmente, el Consejo Internacional aprueba una nueva ampliación en la parte marina, el 12 de junio de 2004, que viene a significar una zonificación funcional del edificio insular y la profundización en el modelo de gestión adaptativa desarrollado. 

La inclusión de la totalidad de la Isla en la Reserva de la Biosfera permitió incorporar espacios de calidad ambiental indudable, como el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, pero además extender los principios de sostenibilidad tanto a aquellas zonas urbanas o rurales que han soportado una mayor transformación como al medio marino.

La constitución del órgano de gobierno y administración de la Reserva de la Biosfera, la Fundación Canaria Reserva Mundial de la Biosfera La Palma, con rango de Administración Local Pública, supone claramente una mayor implicación de los poderes insulares y municipales, una más amplia participación del sector privado y de los colectivos sociales, así como la asunción de nuevas perspectivas y responsabilidades, que alientan la consecución de objetivos de sostenibilidad y conservación.